8 abril, 2018

Blog thumbnail

Mascotas y niños

A partir de los 4-5 años, son muchos los niños que comienzan a desear tener una mascota, un animal de compañía con el que jugar y al que cuidar. Sin embargo, a esta edad todavía no son conscientes de lo que significa tener un animal en casa, de los cuidados que requiere, los años que vivirá el animal y las limitaciones con esto conlleva.

Por eso, la última decisión debe ser de los padres, ya que estos serán los responsables del animal. El niño puede ayudar en el cuidado, pero no podrá hacerse cargo de todo.

“Nunca se debe adquirir un animal por un simple capricho del niño, si sabes que no va a recibir los cuidados necesarios”.

También hay que tener en cuenta el momento vacaciones. Cada año se abandonan miles de animales cuando se acercan estas fechas.

A la hora de adquirir una mascota, hay que contar con que pasará con nosotros algunos años y bien, se busca un lugar para ir de vacaciones donde admitan animales o se queda con algún familiar o guardería para mascotas.

Ventajas

Tener una mascota en casa tiene múltiples ventajas para los niños, entre las que se incluyen las siguientes:

1. Se ha demostrado que los niños que conviven con animales tienen un riesgo menor de sufrir alergias.

2. Se familiarizan con las funciones naturales de los seres vivos y tienen un amigo fiel con el que jugar y al que cuidar.

3. Aprenden a respetar a los animales.

4. Estimula los sentidos del niño, mejora su estado de ánimo, desarrolla la empatía, fomenta la autoestima y la integración social. Por lo general, los niños que tienen mascotas son más sociables y relacionarse con otro ser vivo les ayuda a desarrollar su capacidad de intuición.

5. Asignar tareas relacionadas con el cuidado del animal, le ayudará a entender el sentido de responsabilidad.

6. Hay terapias asistidas con animales y además, ayuda a liberar el estrés. El simple hecho de acariciar a un animal hace que el cuerpo libere endorfinas reduciendo el estrés y la ansiedad.

7. Aumenta la actividad física del niño y por tanto, fomenta su salud. Sobre todo en el caso de los perros, cuando se sacan a pasear o juegan con ellos.

Desventajas

Por otro lado, tener una mascota en casa también tiene una serie de inconvenientes que se deben tener en cuenta antes de adquirirla. Algunos de ellos son:

1. A menudo, algunos animales desprenden mal olor y sobre todo cuando son cachorros, pueden destrozar muebles y otros objetos de la casa.

2. Supone un gasto económico que hay que tener en cuenta antes de tomar la decisión de tener una mascota (alimentación, limpieza, veterinario, etc.).

3. Puede ser un problema cuando la familia quiere ir de vacaciones, ya que en la mayoría de los sitios no admiten animales.

4. Con algunos animales, puede existir el riesgo de mordeduras o arañazos. Para evitar esto, se debe adiestrar bien al animal.